Los empresarios canarios apuestan por reforzar los idiomas en las enseñanzas de Formación Profesional (FP), tal y como ha manifestado el presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara.

El presidente indica que el Archipiélago presenta una carencia “importante” en el aprendizaje de lenguas extranjeras, “y la FP no está exenta de este problema”.

El sector que demanda mayor contratación de personal en las Islas es el de servicios, pero la ausencia de perfiles que domine una segunda lengua obliga a importar mano de obra en muchas ocasiones, comenta de Lara.

Para la CCE, lo deseable es que se llegase al nivel de FP con una segunda lengua aprendida, pero la realidad es otra y defiende la necesidad de realizar un gran esfuerzo para solucionar esta situación.

Manrique de Lara indica que lo ideal en el proceso de formación del alumnado es la coordinación entre el sector público y privado, lo que aumentará las posibilidades de empleabilidad de los estudiantes.

Lo que se pretende conseguir a través de la FP es habilitar a los estudiantes para que sean capaces de ejercer una profesión determinada, y aumentar así sus posibilidades de contratación.

La FP en el Archipiélago cuenta desde el viernes con un nuevo plan de estudios, que fue aprobado por el Consejo Canario de Formación Profesional. Entre sus objetivos destacan la optimización de la formación para incrementar las posibilidades de contratación, el aumento de la capacidad emprendedora, y la oferta de una formación flexible y de calidad que atienda a las demandas sociales actuales y futuras.

Contempla también la necesidad de reforzar los idiomas e impulsar el bilinguïsmo.