La Federación Provincial de Empresarios del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) se ha unido con el sector comercial para reclamar al Gobierno canario medidas que favorezcan la actividad de las 127.000 micropymes que hay en las Islas.

Junto a Fauca (Federación de Áreas Urbanas de Canarias), Femete ha planteado la puesta en marcha de una estrategia regional de impulso a las micropymes, que representan casi el 96% del tejido empresarial del Archipiélago.

Entre las medidas propuestas están la prefinanciación de las subvenciones, la simplificación de los trámites administrativos, incentivos fiscales, soluciones informáticas o formación a medida.

De estas ayudas se beneficiarían, sobre todo, el sector de las instalaciones y las telecomunicaciones, la automoción, el comercio al por mayor y menor, la programación, las consultorías y las artes gráficas.

Estas medidas pueden mejorar la innovación o la internacionalización, según la patronal del metal.