La Asociación de Empresarios, Constructores y Promotores (AECP) de la provincia de Las Palmas emitió ayer un comunicado quejándose sobre la insistencia de los políticos para que suban los sueldos.

La AECP de las Palmas indicó que en diez años, entre 2007 y 2017, el sector de la construcción ha subido un 18,5% acumulado el salario frente a tasas de actividad que han llegado a caer un 93%, con una pérdida de 8.000 empresas y 95.000 trabajadores.

No obstante, no se niegan a que sus trabajadores adquieran mayor poder adquisitivo, siempre que se empiecen a adjudicar obras a las empresas radicadas en Canarias y se reedite el pacto sobre ejecución de infraestructuras.