Los pequeños emprendedores que trabajan en el Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria pagarán a partir de ahora entre un 30% y un 100% más por el alquiler de sus oficinas. Esta medida pone en riesgo la continuidad de muchas de estas empresas tecnológicas.

Los autónomos y pequeños empresarios explican que las condiciones acordadas entre ambas partes se han visto modificadas de manera “arbitraria” y “unilateral”, sin justificación.

Con este incremento, la ULPGC pasaría a ser la universidad con los precios más altos de alquiler de un parque tecnológico.

Los precios para las empresas de reciente creación pasarán de los siete euros por metro cuadrado a los 10 euros; mientras que las empresas más longevas pasarán de pagar 10 euros por metro cuadrado a 14. Los autónomos que pagan exclusivamente por el alquiler de una mesa, podrían desembolsar el doble a partir de ahora.

Los emprendedores denuncian que se quiere politizar la gestión del Parque Científico Tecnológico de la ULPGC y ceder las instalaciones a empresas “grandes” y “afines”, pese a que los edificios del campus de Tafira están financiados por fondos europeos.