Los dueños de la parcela de 50.000 metros cuadrados, situada frente a la playa de El Confital, han solicitado al juzgado que ejecute la sentencia dictada el pasado mes de noviembre, que obligaba al Ayuntamiento a devolverles el suelo e imponía una indemnización en caso de no hacerlo en dos meses.

El Ayuntamiento imcumplió el convenio firmado en 2004, por el que se comprometió a permutar los terrenos por 150.000 metros cuadrados de suelo urbanizable, por ello la empresa Confitalsa pide al juez que fije una indemnización a la que creen que tienen derecho.

El Ayuntamiento considera que ha cumplido con la sentencia al restituir la titularidad de la parcela y sólo se plantea negociar una indemnización no superior a los tres millones, mientras Confitalsa cifra el valor de los terrenos en 44,5 millones.

El suelo fue devuelto la primera semana de julio pasado, pero los responsables de Confitalsa lo rechazaron considerando que la parcela ya no tiene el valor que tuvo en su día.

Desde el Ayuntamiento se mantiene que el propio convenio contempla que la parcela volvería automáticamente a sus dueños, en caso de incumplimiento del acuerdo, que venció el 31 de diciembre de 2008. Sin embargo, los dueños de Confitalsa entienden que esa devolución “no sirve para nada porque esa parcela no tiene aprovechamientos urbanísticos».

Ahora, esperan que el Ayuntamiento resuelva el problema, teniendo el juzgado la última palabra.