Los miles de despidos llevados a cabo en empresas canarias desde 2010, han supuesto un desembolso en concepto de indemnizaciones de 400 millones de euros. Solo el año pasado fueron algo más de 60.

Los conflictos entre empresarios y asalariados se dispararon con la crisis, hasta sumar más de 40.000 litigios los últimos seis años.

Miles de despidos que han costado en los juzgados a las empresas del Archipiélago un total de 385,6 millones de euros.

El coste en 2015 llegó a cerca de 61,1 millones. Los 3.537 trabajadores canarios que optaron por cerrar un acuerdo en conciliación percibieron una indemnización media de 9.766 euros, mientras que fueron 10.094 euros en el caso de los 2.628 empleados que pleitearon hasta el final.

La cantidad desembolsada por las empresas disminuyó algo en 2015, pero el número de asalariados despedidos se mantiene estable. Los trabajadores despedidos y con sentencia favorable en la Comunidad Autónoma fueron 6.165 el año pasado.