El Consejo de Ministros aprobó ayer un decreto por el que los créditos avalados por el ICO se podrán solicitar hasta el 30 de junio de 2021. La modificación afecta tanto a la línea aprobada en marzo como a la de verano.

Además, los actuales prestatarios podrán solicitar una extensión de tres años en el plazo de amortización, hasta un máximo de ocho. También se puede ampliar el plazo de carencia en doce meses, hasta un máximo de 24.

Todas las operaciones de financiación avaladas por el ICO contarán con un plazo de amortización que puede llegar a los ocho años.

El banco no podrá incrementar de forma injustificada el tipo de interés, aunque los créditos que se lleven hasta los ocho años si puenden encarecerse porque el coste de la garantía del ICO también lo hace.

Por otro lado, la suspensión de la obligación de presentar el concurso voluntario de acreedores se prorrogará desde el 31 de diciembre hasta el 14 de marzo de 2021.