La banca registrará este año en Canarias un crecimiento del crédito a pymes y familias que será más o menos intenso según la entidad financiera (desde el 5% hasta el 11%). Todos coinciden en que ese crecimiento será más intenso en 2016.

Los datos del Banco de España a principios de este mes ya señalaron para Canarias un crecimiento del crédito vivo durante el primer trimestre del año del 1,7% en comparación con el mismo periodo de 2014.

Según explicó el director territorial de Caixabank en Canarias, Andrés Orozco, “si sumas los préstamos nuevos y le restas la cuantía de lo que se va amortizando y la de los afectados por procedimientos judiciales o daciones en pago, el crecimiento del crédito es negativo”. Otra cosa es si se tiene en cuenta sólo los préstamos de nueva producción y los activos que se van saldando, lo que en el caso de Caixabank en las Islas les está dando “un balance muy positivo”.

Sin embargo, las entidades financieras coinciden en que aún queda mucho por hacer, tanto para sacudirse la alta morosidad y el riesgo en el sector público y en el privado, como para que la banca recupere la reputación perdida. Pero la realidad es que en 2015 habrá un crecimiento neto del crédito tras cinco años negativos.

Orozco apuntó que por primera vez este año el número de operaciones nuevas va a tener un saldo superior al de las operaciones que se amortizan.