Los concursos de acreedores cayeron en Canarias hasta un 41,5% entre enero y julio comparado con el mismo periodo de 2014.

En concreto, Canarias ha registrado en los primeros 7 meses del año un total de 72 casos, 9 de ellos en julio.

En cambio, en la provincia de Las Palmas, los procesos concursales aumentaron hasta julio un 6,4%, y descendieron en Santa Cruz de Tenerife un 71,1%.

A nivel nacional, los procesos disminuyeron un 27,5%, con un total de 425 casos en lo que llevamos de año, tras 21 meses consecutivos de caída interanual.

La mejora viene facilitada, según el análisis de la agencia de ‘rating’ Axesor, por las sucesivas reformas concursales aprobadas a lo largo de los dos últimos años, que facilitan la consecución de acuerdos preconcursales, así como la capitalización de las deudas y el efecto de arrastre de los convenios que sean firmados por la mayoría de los acreedores.

Por sectores, la construcción ha experimentado una caída del 25,6% respecto al mes de julio de 2014; el comercio y la distribución, un 30,1%; y la industria manufacturera, un 20,6%.

El sector que más ha reducido el número de procesos concursales durante el mes de julio ha sido el de suministros de energía eléctrica, gas y vapor, con una 78,6% menos.

El 91,6% de los concursos terminados en el primer semestre del año se saldaron con el cierre de la empresa afectada, mientras que para el conjunto del año 2014, la estadística fue del 90,8%.