Los concursos de acreedores bajaron un 47,6% en Canarias en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2015. Es la segunda mayor caída del país.

En total fueron 22 procedimientos, uno llevado a cabo por una persona física sin actividad empresarial, y los otros 21 correspondieron a empresas, principalmente a sociedades de responsabilidad limitada. 20 de esos 22 procedimientos fueron voluntarios y dos necesarios.

A nivel nacional, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron un 12,4% en el segundo trimestre, sumando 1.279.

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 198, un aumento del 29,4% respecto al mismo trimestre de 2015, mientras que las empresas concursadas bajaron un 17,3%, hasta sumar 1.081 procedimientos de quiebra.

En tasa intertrimestral, el número de deudores concursados subió un 9,2%, con un aumento del 35,6% en el número de familias declaradas en concurso y del 5,5% en el de las empresas concursadas.