El Gobierno regional, aplicando la legislación estatal, ha comunicado que cada comerciante canario podrá fijar el inicio y duración de las rebajas.

La ley estatal de estabilidad presupuestaria de 2013 permitía a los comerciantes decidir sobre las rebajas, pero el Gobierno de Canarias, que hasta ahora era el que fijaba estas campañas, consideraba que esta normativa invadía las competencias autonómicas.

El Tribunal Constitucional considera que las normas que regulan un marco temporal para el desarrollo de específicas modalidades de ventas deben considerarse integradas en las normas que velan por la defensa de la competencia y por tanto son competencia del Estado.

Por ello, a partir de ahora los comerciantes decidirán libremente cuándo aplican rebajas en sus establecimientos y no habrá un periodo definido para aplicar las promociones comerciales.

Aún así, la Dirección General de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias seguirá controlando que las rebajas cumplen los requisitos legales.