Los representantes de las asociaciones de comerciantes y empresarios de Gran Canaria solicitaron ayer al Cabildo más ayudas y menos papeleo en los trámites administrativos. La consejera insular de Comercio, Minerva Alonso, se reunió ayer con una veintena de asociaciones comerciales de la isla para cimentar una colaboración que dinamice las pequeñas y medianas empresas durante los próximos cuatro años.

Alonso mantendrá posteriormente reuniones individuales con cada una de estas asociaciones, marcándose el objetivo de mantener una línea de trabajo conjunta con las pymes para mejorar la actividad económica, ya que, según sus palabras, son las que crean puestos de trabajo.

La valoración general de los comerciantes y empresarios fue positiva “porque se continuará profundizando en las zonas comerciales abiertas, va a haber una coordinación de todas las funciones por parte del Cabildo, las líneas de subvención van a continuar y habrá más unificación de las asociaciones y simplificación de los trámites burocráticos y el papeleo”.