Los canarios vuelven a viajar fuera de las islas y durante más tiempo, con el consiguiente aumento del gasto.

Desde el último trimestre de 2014 se ha ido recuperando el viaje de los canarios, que se había visto bastante afectado durante la crisis.

El periodo de estancia, que se había reducido a entre seis y siete días durante la crisis, se ha recuperado y ha aumentado aproximadamente hasta los diez días. Además, Canarias se ha visto beneficiada por la situación que están viviendo otros destinos turísticos del norte de África.

Pese al aumento de los que deciden viajar fuera, el primer destino vacacional de los canarios sigue siendo el propio Archipiélago, sobre todo el sur de las islas, como Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura.

Los canarios también optan por viajar a las capitales europeas y a la Península, donde el principal destino es el norte, Galicia, Asturias y Cantabria.