Los canarios en paro tardan una media de 19 meses en volver a encontrar empleo, cuatro más que en el resto de España.

En el conjunto del país, este tiempo ha aumentado de doce a quince meses desde el inicio de la crisis, y el período de permanencia en situación de desempleo varía en función del sexo, la edad o la comunidad autónoma.

El mejor perfil para volver a encontrar trabajo es el de un hombre joven, con estudios superiores, que reside en Navarra o en Aragón y que encuentra un contrato temporal.

Quienes menos tardan en volver al mercado laboral son los que encuentran un empleo temporal, después los que se hacen con un puesto indefinido, y por último, los autónomos.

Durante el último año, los hombres contratados estuvieron menos tiempo desempleados que las mujeres, 13,1 y 15,7 meses, respectivamente.

Los menores de 35 años son los que soportan las mayores tasas de paro, pero apenas llegan a estar nueve meses desempleados si encuentran un trabajo temporal.