La brecha salarial entre los canarios y la media nacional ha ido aumentando durante los años de crisis, hasta llegar a los 4.000 euros brutos al año de diferencia.

Los empleados de Canarias son de los peor pagados de España con un sueldo medio de 18.483 euros brutos anuales. Solo están por delante de La Rioja, cuyos trabajadores cobran una media de 17.410 euros brutos al año.

En el lado opuesto se encuentra Navarra, con una media de 25.210 euros al año, por encima del salario medio bruto del país, fijado en 22.509 euros. A los navarros le siguen los vascos, madrileños y catalanes.

En cuanto a los directivos, los jefes canarios son de los peor pagados con un sueldo medio de 70.778 euros brutos al año, muy por debajo de la media nacional, situada en 78.605 euros. La diferencia entre un directivo de Madrid y uno de Canarias supera los 12.000 euros. Esta diferencia entre el trabajador mejor pagado y el peor también supera los 6.000 euros.

Aun así, la deflación de los dos últimos años, así como las mejoras salariales por la salida de la crisis, ha conseguido mejorar levemente los salarios.

Los sectores de la banca y el de los seguros son los mejor pagados, mientras el comercio y el turismo, los peores, justamente la actividad económica principal de Canarias.