Los Técnicos de Hacienda (Gestha) estiman que el adelanto de la reforma fiscal aprobada por el Gobierno tendrá un alcance muy limitado para la mayoría de los ciudadanos. Los canarios se ahorrarán una media de 91,7 euros al año, pero las rentas más bajas (hasta 12.450 euros), prácticamente no lo notarán, ya que sólo ahorrarán 5,3 euros anuales, 0,44 céntimos al mes.

La reforma aumenta la desigualdad al beneficiar a un grupo de contribuyentes muy reducido, el de rentas más altas. Concretamente, casi 13.000 canarios que declaran más de 60.000 euros, el 2,45% del total, ahorrarán más de 840 euros anuales por la rebaja.

Ese 2,45% acapara más ahorro que casi el 70% de los asalariados y autónomos, en total más de 360.000 personas que ingresan menos de 20.200 euros al año.

A partir de julio también se reducen las retenciones a las rentas del ahorro donde se repite el modelo de desigualdad fiscal. Los grandes beneficiados vuelven a ser los que perciben mayores ingresos, que son sólo el 0,53% del total, y acaparan casi un tercio del ahorro global. Con la reforma, este grupo ahorrará 647,7 euros anuales. El 96,1% de los declarantes canarios, con rentas más modestas (de hasta 6.000 euros), tan solo obtendrán un ahorro de 5,8 euros al año.