Los cabildos insulares recibirán un millón de euros por adelantado del presupuesto de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio para realizar acciones de promoción turística específicas en sus principales mercados emisores de visitantes.

Esos fondos forman parte de los dos millones de euros que Turismo ha previsto para combatir los efectos de la quiebra del turoperador Thomas Cook.

Ayer se aprobó en Consejo de Gobierno este adelanto de 1.056.000 euros del presupuesto de la Consejería.

Según la consejera del área, la iniciativa pretende paliar los problemas de capacidad aérea desde los principales mercados de origen, tras el cierre de bases de Ryanair y la quiebra de Thomas Cook.