Los autónomos han reclamado al Gobierno la suspensión de la cuota de abril, una tarifa plana de 100 euros tras el estado de alarma, retrasar a julio el pago de impuestos y que se prolonguen tres meses los ERTE tras la crisis, entre otras cuestiones.

Son peticiones hechas por el colectivo a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con la que se reunieron ayer.

Díaz anunció la creación de una mesa de trabajo que se reunirá semanalmente con los autónomos para atender sus reclamaciones y analizar la situación.

ATA reclama el aplazamiento de obligaciones tributarias y rebajar del actual 75% al 40% las pérdidas en la facturación necesarias para acogerse a la prestación.

En cuanto a los ERTE, la asociación pide al ministerio que se prolonguen tres meses tras la finalización del estado de alarma porque la recuperación de la actividad va a ser «muy gradual y difícil». También solicitan que se elimine el requisito actual de mantener el empleo seis meses tras el ERTE.

Además de aprobar medidas, es necesario reducir la burocracia y agilizar los trámites, señalan los autónomos.