Aena trabaja desde el miércoles en la logística de los aeropuertos canarios para pedir los PCR a partir del lunes 23 a los viajeros procedentes de zonas de riesgo. También se habilitará un espacio para realizar los test rápidos de antígenos a quienes entren en España sin la PCR.

Quien no traiga su correspondiente PCR negativa estará obligado a hacerse esta prueba rápida, además de enfrentarse a sanciones de hasta 6.000 euros.

Los espacios habilitados estarán cerrados perimetralmente, con boxes individuales y dos zonas de espera. Los resultados tardarán entre 15 y 20 minutos. También se ha preparado una zona de aislamiento para los posibles positivos.

Los pasajeros que si tengan su PCR podrán salir del aeropuerto sin problema salvo que en los controles de temperatura se detecte alguna sospecha de Covid. En ese caso se les hará un test rápido costeado por el Estado.

El Gobierno de Canarias sigue negociando con Madrid para que permita, además de la PCR, el test de antígenos para entrar al Archipiélago. También lo solicitan turoperadores y aerolíneas ante las mayores dificultades de acceso a las PCR.

Desde que se anunció que solo sería válida ésta última, las reservas turísticas para las islas se han parado, por lo que los empresarios advierten de que sin test de antígenos se perderá la temporada.