Los aeropuertos canarios más dependientes del turismo internacional pierden pasajeros en julio por primera vez desde 2013. En el conjunto de las islas, y gracias al repunte de los nacionales, se movieron 3,9 millones de personas, un 2% más.

Tenerife Sur, Lanzarote y Fuerteventura, tras acumular importantes crecimientos en los últimos cuatro años, perdieron tráfico en julio. El resto de aeropuertos de las islas se mantienen en cifras positivas.

Tenerife Sur lideró los retrocesos, con un 4,4% menos de pasajeros en julio que un año antes, casi 30.500 viajeros menos. Lanzarote se acercó al 4% de pérdida y Fuerteventura registró un 0,1%.

El aeropuerto de Gran Canaria crece un 2,8%, aunque su ritmo de crecimiento se aminora.

La Palma recibió un 17,4% de viajeros más que un año antes; El Hierro creció un 21,5% y La Gomera un 14,6%.