La apertura dominical de las tiendas regresó en el día de ayer a la capital grancanaria hasta el próximo 30 de abril. Siete meses que coinciden con la temporada alta de cruceros, y que permiten a unos 1.500 comercios la libertad horaria contemplada para las zonas de gran afluencia turística.

El actual gobierno tripartito de Las Palmas de Gran Canaria se ha comprometido con las federaciones de pequeños comerciantes a revisar esta fórmula. Este año se mantiene la autorización vigente para que puedan abrir los grandes centros comerciales de El Muelle, Mesa y López y Las Arenas, pero el próximo ejercicio se aplicarán nuevos criterios, basados en los compromisos contraídos con la patronal del pequeño comercio.

El presidente de Cecapyme, Prudencio Lorenzo, asegura que a lo largo de este mes de octubre se concretará la nueva propuesta que se debe elevar al Gobierno de Canarias. Se pretende retirar la condición de zona de gran afluencia turística a la zona de Mesa y López y al centro comercial Las Arenas, mientras que se mantendría para el centro comercial El Muelle.

La temporada iniciada ayer permitirá que el 40% del comercio de la ciudad pueda hacer uso de la libertad de horarios que estime oportuna. Además de los tres centros comerciales citados se añaden las zonas comerciales de Puerto-Canteras y la del casco histórico de Triana y Vegueta, que disfrutan del régimen de libertad horaria durante todo el año.