La asociación de empresarios de la zona Mesa y López, al igual que la organización de Pedro Infinito, solicitó al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria un refuerzo policial en la zona comercial abierta.

En respuesta, Mesa y López estrenó ayer un punto fijo de la Policía Local que atenderá las peticiones de empresarios y clientes en horario comercial, sumándose a la Policía de Barrio que desempeña su tarea en esta parte de la ciudad. Pedro Infinito empezó hace dos semanas con este puesto.

El objetivo es dotar a estas zonas de mayor seguridad y no se descarta ampliarla si fuera necesario.