Un análisis del Cabildo de Gran Canaria ha detectado que las prioridades para la modernización de las zonas comerciales abiertas precisan de 14,5 millones de euros.

El Cabildo ya dispone al menos de 1,8 millones de euros, que son los fondos que le acaba de reintegrar el Gobierno canario de la aportación insular al programa de las zonas comerciales abiertas. La intención es que en los presupuestos del Cabildo para 2017 se pueda incrementar esa cuantía.

Una vez se sepa la cantidad de la que se dispone, el Cabildo distribuirá esos fondos a través de una convocatoria pública en la que cada ayuntamiento deberá presentar los proyectos convenientes para la modernización de sus zonas comerciales abiertas. Estos deberán estar en consonancia con el Plan Director Insular y obedecer a criterios de dinamización económica y creación de empleo.