Canarias verá como siguen bajando este verano las ventas turísticas, ante la improbabilidad de que la demanda española pueda compensar el descenso de la extranjera, según advierte Exceltur.

El sector turístico español espera para la temporada de verano una evolución positiva en los destinos vacacionales más dependientes de la demanda española y en las ciudades, frente a caídas en las zonas de sol y playa más condicionadas por el turismo extranjero.

Según Exceltur, en el tercer trimestre seguirá consolidándose la tendencia de ralentización del consumo turístico extranjero, que se inicó a principios del año pasado.

El crecimiento de los ingresos se moderará por el descenso de la estancia media de los turistas, que se reduce en 1,6 días hasta los 6,9.

Barcelona, Madrid y Valencia, junto a los destinos del interior, el litoral catalán, Asturias y Galicia presentan las mejores perspectivas para el verano, mientras que Canarias y Baleares soportarán nuevas caídas generalizadas en sus ventas y resultados.