Las ventas del comercio minorista bajaron en Canarias un 1,2% en febrero respecto al mismo mes del año anterior, según datos del INE. A nivel nacional, el retroceso fue del 3%, su mayor descenso desde agosto de 2013.

Este descenso interanual es el segundo consecutivo después del registrado en enero (-0,2%). Antes, la facturación del sector llevaba acumulados 28 meses consecutivos de ascensos interanuales.

Lo que sí aumentó fue el empleo en el sector, un 1,8% respecto a febrero de 2016, sumando 34 meses consecutivos de ascensos. Es la misma tasa que se dió en enero.

En tasa mensual (febrero sobre enero), las ventas del comercio minorista aumentaron un 0,2%, frente al retroceso del 1,2% que experimentaron el mes anterior e igualando la subida del 0,2% de un año antes.

Todos los modos de distribución recortaron ventas en febrero. Las grandes superficies redujeron su facturación un 3,2%, mientras que las pequeñas cadenas vendieron un 3,7% menos.

Las ventas de los productos alimenticios bajaron un 1,8% en febrero en tasa interanual, mientras que las de los no alimenticios retrocedieron un 3,1%.

Las ventas del comercio minorista, sin incluir las estaciones de servicio, bajaron en febrero un 2,7%, mientras que las ventas en estaciones de servicio disminuyeron un 2,9%.

La facturación del comercio minorista disminuyó en todas las comunidades autónomas.

En cuanto al empleo, el incremento de la ocupación en el comercio minorista se debió al comportamiento de todos los modos de distribución, menos a las pequeñas cadenas, que recortaron sus plantillas un 0,1% respecto a febrero de 2016. Las grandes superficies aumentaron la ocupación un 2,6% y las grandes cadenas, un 4,3%, mientras que las empresas unilocalizadas elevaron su fuerza laboral un 1%. El empleo en el comercio minorista se incrementó en todas las regiones.