Las ventas de los comercios en Canarias han crecido un 6% respecto al pasado año, una evolución que las pymes y los grandes distribuidores confían en mantener en las rebajas que arrancan el 7 de enero.

El ritmo de ventas en el Archipiélago se ha estabilizado en estos últimos días tras un inicio algo más lento de lo esperado durante la campaña navideña, reconoce la patronal del sector.

En los últimos años se ha ido consolidando la tendencia a dejar las compras para el final, por lo que el sector no descarta acabar con un incremento del 8% en el cómputo general de la campaña, en el que sería el segundo año consecutivo de crecimiento en el consumo.

Tanto la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan) como la Federación Empresarial de Comercio de Las Palmas (Fedeco), coinciden en que las causas de esta evolución son la mejoría del mercado laboral, la bonanza turística y la devolución de la paga extra a los funcionarios.

Los comercios han reforzado sus plantillas para afrontar esta campaña, aunque advierten de que las plantillas no han crecido en la misma proporción que la facturación.