La actividad concursal se redujo un 30% en Canarias el pasado año, mientras en la totalidad del Estado bajó un 26%. Se presentaron 114 concursos, 49 menos que en 2014.

Respecto a 2013, el peor año de la crisis en suspensiones de pago en el Archipiélago, el descenso es superior al 55%. Aquel año se contabilizaron 248 concursos de acreedores, una cifra nunca antes vista.

En 2015 se ha vuelto a niveles de 2009 en actividad concursal. Entonces hubo 108 procedimientos.

Por provincias, la mayor caída se dio en Santa Cruz de Tenerife, que contabilizó 39 concursos, un 56% menos. En Las Palmas hubo 75 frente a los 74 de un año antes.

A nivel nacional, se presentaron el pasado año 4.777 insolvencias, un 26% menos que un año antes. España acumula nueve trimestres consecutivos de caída.

Por sectores, los servicios acapararon el mayor número de concursos, con 1.195. La construcción y el sector inmobiliario sumaron el 33% de los concursos publicados en España.