Canarias y el resto de las Regiones Ultraperiféricas (RUP) de la Unión Europea planifican a partir de hoy en la Guayana francesa su futuro socioeconómico en las instituciones comunitarias.

Los trabajos comenzarán hoy con la reunión entre los presidentes de ocho de estos territorios, incluido Canarias. Será el punto de partida de la aprobación de la nueva Estrategia de las RUP, documento que tendrá que aprobar definitivamente la Comisión Europea (CE) y que permitirá paliar las consecuencias que la lejanía del territorio continental tiene en estas regiones.

La comisaria europea de Política Regional ya avanzó dos de las cuestiones que se manejan para impulsar la economía de estos territorios. Por un lado, la CE quiere flexibilizar que las Islas y las restantes RUP puedan acogerse a los fondos del plan europeo de inversión. Por otro, el Gobierno comunitario está dispuesto a tener en cuenta los intereses comerciales de estas regiones en las negociaciones de futuros acuerdos de libre comercio con terceros países.

Además, Bruselas constituirá una ventanilla única para asesorar y prestar apoyo técnico a las RUP y estudiará con el Banco Europeo de Inversiones la posibilidad de combinar fondos estructurales con ayudas del plan Juncker.

En la jornada de mañana viernes, el Gobierno de Canarias asumirá oficialmente el liderazgo de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas.