Los pequeños y medianos comercios, representados por la Federación de Comercio de Las Palmas (Fedeco) culpan al PSOE y a Nueva Canarias de propiciar el cierre de los comercios en la capital grancanaria.

Permitir que El Corte Inglés y el Centro Comercial Las Arenas abran nuevamente todos los domingos de la temporada de cruceros rompe el equilibrio comercial.

Fedeco no entiende que el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, diga que no hay mecanismos legales para impedir las aperturas dominicales de determinados centros comerciales. Recuerda que la potestad de decidir sobre la catalogación de zonas comerciales de gran afluencia turística en Las Palmas de Gran Canaria es del Ayuntamiento capitalino y sus decisiones son vinculantes si la voluntad política así lo requiere.

Fedeco insiste en que el interés general está por encima del particular.