Un estudio de científicos de la Universidad de La Laguna (ULL) ha concluido que el escenario definido por el Gobierno de España para la energía eólica está por encima de la capacidad actual del sistema para integrar toda la energía producida y generará sobrecostes.

La investigación sostiene que las primas a la generación con fuentes renovables están definidas para pagar la inversión en lugar de la energía producida, por lo que se añadirá un coste extra al sistema eléctrico cuando se produzcan desconexiones de energía eólica.

Las nuevas primas son muy atractivas para los inversores, aunque contribuyen a un sobrecoste innecesario en el sistema eléctrico.

Por el contrario, las  nuevas plantas fotovoltaicas pueden contribuir a reducir el coste del sistema eléctrico porque la remuneración final vendrá definida mediante un sistema competitivo.

Los investigadores concluyen que la nueva capacidad fotovoltaica y eólica conducirá a la generación de fuertes rampas de potencia y desconexiones en la generación de energía, lo que previsiblemente conllevará sobrecostes adicionales.

Estos científicos especializados en energía creen necesario redefinir el sistema de primas para evitar sobrecostes derivados de las desconexiones que se producirán por la sobrecapacidad de energía eólica en los escenarios definidos en el corto plazo.