Los hoteles de Canarias alojaron el mes pasado a 764.608 clientes, un 10,28% más que en 2015, registrando 5,36 millones de pernoctaciones, un 11,12% más.

La menor afluencia de turistas españoles, cuyo número se redujo un 11,18%, no evitó esta tendencia positiva. El alza de clientes extranjeros, 88.612 más que hace un año (+16,45%), compensó con creces ese retroceso del mercado nacional.

Los turistas extranjeros hicieron en los hoteles de las Islas 4,82 millones de pernoctaciones, 623.192 más (+14,81%), y los españoles realizaron 533.591, 86.027 menos (-13,88%).

Esta cifras provocaron que de las ocho zonas turísticas con mayor ocupación hotelera de España en abril, las seis primeras correspondan a Canarias: Sur de Tenerife, con un 79,53%; Lanzarote, 78,81%; Tenerife en general, 76,55%; Sur de Gran Canaria, 75,88%; Fuerteventura; 75,62%; y Gran Canaria en general, 73,43%.

Por otro lado, en el último año los precios hoteleros han aumentado en Canarias un 3,7%, ocho décimas por encima de la media en España (2,9%). Los ingresos por habitación disponible han crecido un 16,3%, más del doble que la media (7,3 %).