Dos años después de que el Gobierno de Canarias subiese el IGIC a los perfumes y relacionados del 3% al 13,5%, el resultado ha sido de unas pérdidas acumuladas en el sector de 30 millones, tras caer un 20% sus ventas.

El sector de las perfumerías y la cosmética de Canarias ha estado negociando con el Gobierno regional para que su fiscalidad vuelva al 3%. Solo así volvería a ser competitivo.

Unas 3.000 personas viven de este sector que factura al año 300 millones de euros y cuenta con 200 establecimientos en toda Canarias.

Después de negociar durante todo 2016, el Ejecutivo se comprometió a rebajar el IGIC al 3% a partir de 2017. El 1 de enero se produjo una rebaja del impuesto hasta el 3% en los perfumes y colonias pero se mantuvo al 7% para el maquillaje, la cosmética y toda la línea de baño.

El Ejecutivo argumentó entonces que se trataba de un error que se subsanaría en 2018, pero a menos de un mes para que comience el nuevo año aún no hay noticias de la aplicación del tipo al 3%. El sector a teme que no se ejecute.

El presidente de la asociación Life Style y Perfumerías, Raju Daswani, muestra su preocupación para el futuro de seguir los tipos en el 7%.