La CEOE de Santa Cruz de Tenerife y la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), advierten que Canarias no se beneficiará del Plan de Inversiones para Europa, conocido como Plan Juncker.

Este plan de inversiones pretende impulsar la economía europea con 315.000 millones de euros hasta 2018. Durante el acto de presentación de dicho plan, organizado por el Gobierno de Canarias, los presidentes de ambas patronales reconocieron que, si bien se trata de un buen plan, para beneficiarse de él en Canarias, habría que cambiar la legislación medioambiental, sobre el suelo y sectorial, para flexibilizarlas.

El problema es que el Plan terminará en 2018 y en Canarias no se han desbloqueado los problemas por razones medioambientales y territoriales.

También se apuntó que lo más importante para aprovechar estos fondos es difundir la política europea en cuanto a inversión para consolidar el empleo y hacer crecer la economía.