Las Palmas de Gran Canaria cerró el mejor año turístico de su historia al superar por primera vez el millón y medio de pernoctaciones, un 17% más respecto al 2015. Son los mejores números desde 2009.

Además, por primera vez, la ciudad supera los 400.000 turistas alojados en las alrededor de sus 7.000 plazas alojativas, a las que hay que sumar las viviendas vacacionales.

El número de pernoctaciones de turistas alojados alcanzó las 1.520.327. De ellos, 919.441 eran extranjeros y 600.886 nacionales. El número de viajeros alojados subió un 13,5%.

El número global de turistas alojados se situó en los 411.937. Los extranjeros pasaron de los 168.259 de 2015 a 190.203 al final del año pasado, y los nacionales también se incrementaron, de 194.640 a 221.734.

Los huéspedes canarios ascendieron a 98.941, frente a los 84.349 de 2015.