Las nuevas medidas aprobadas ayer por el Consejo de Ministros para combatir el Covid-19 parecen llegar tarde y ser insuficientes para proteger el tejido empresarial canario, así como del resto de España.

La dimensión de la crisis económica que va a generar esta alarma sanitaria es tal que ningún paquete de medidas parece suficiente.

Lo que Cecapyme critica, como ha indicado nuestro presidente en los medios, es la nula disponibilidad del Gobierno para consensuar las iniciativas con el empresariado. Entendemos que la prioridad es la salud, pero la economía es fundamental, por lo que es necesario sentarse con las empresas.

El Gobierno aprobó ayer una moratoria de seis meses sin intereses para el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social de autónomos y pymes, aunque con algunas condiciones. A esto se suma la moratoria sin intereses en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social de los días trabajados en marzo.

El Consejo de Ministros también aprobó al aplazamiento del pago de sus deudas a la Seguridad Social hasta el 30 de junio de este año.

Además, el cierre total parece excesivo. Con las debidas medidas de seguridad para garantizar la salud hay actividades que se pueden mantener.

La Asociación de Trabajadores Autónomos de Canarias (ATA) tampoco está satisfecha con los nuevos decretos. Tanto a nivel nacional como en las islas, ATA insiste en que se suspendan las cuotas para los profesionales que se han quedado parados porque la moratoria no es suficiente.

También exigen «que se baje el umbral de pérdidas del 75% al 30% como condición para recibir la prestación extraordinaria decretada para los autónomos».