El número de trabajadoras autónomas en España se situó al finalizar 2017 en 1.130.771, el 35,3% del total del colectivo y cifra superior a la existente antes de la crisis, según un informe de ATA.

A finales del año pasado había 24.029 autónomas más que en mayo de 2008, una situación que no se da en el caso de los autónomos varones, que siguen siendo menos que antes de la crisis.

El número de autónomos en España ha pasado de los 3.409.008 en mayo de 2008 a 3.200.314 en diciembre de 2017 (-6,1%). El número de autónomas ya está en signo positivo, mientras que aún hay 232.725 varones menos que antes de la crisis.

Sólo en 2017, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ganó 9.023 cotizantes, de los que 4.936 eran varones (el 55%) y 4.087, mujeres.

Canarias ha liderado el incremento de mujeres autónomas en la última década, con un avance del 18,1% entre mayo de 2008 y diciembre de 2017. Le sigue Madrid, con un incremento del 14,3%, y Andalucía (+9,8%).

En comparación con la UE, el porcentaje de mujeres autónomas españolas (32,8%) es superior al de la media comunitaria (32,1%).

Según el informe, cuatro de cada diez autónomas en España se dedican al sector servicios, una de cada diez a la agricultura y una de cada cuatro a una actividad profesional.