El sector de la construcción verá este año como la licitación de obra pública aumentará en comparación con los últimos ejercicios debido a las citas electorales.

Los últimos datos de que se disponen hasta el momento en Canarias, reflejan que el conjunto de las administraciones públicas han sacado ya a concurso obras en el Archipiélago, entre octubre de 2014 y enero de 2015, por un valor un 44,7% superior al registrado en el mismo periodo anterior.

En el último trimestre del año pasado, más el mes de enero de este año, se han licitado obras por 127,1 millones de euros, por los 70,2 millones sacados a concurso en los mismos cuatro meses anteriores, según publica el Instituto Canario de Estadística (Istac). Un total de 56,8 millones de euros de más licitados.

Aún así, el sector espera que las sucesivas estadísticas mensuales muestren hasta casi final de este año un incremento de las convocatorias de obra pública.

A este respecto se pronunció la presidenta de la Asociación de Empresarios de la Construcción de Las Palmas, María de la Salud Gil, que considera que el sector público ha dejado de ser interesante para las empresas que representa, pues apenas llega al 10% del negocio de la construcción canaria.

Y es que la licitación ha caído un 94% desde el año 2007, 20 puntos por encima del retroceso nacional, además, “paga mal, licita por debajo de los precios del mercado y está sujeto a una austeridad absoluta”, explica Gil, para justificar que “el cliente público ha dejado de ser atractivo” para su sector.

Con los datos disponibles a fecha actual, la licitación pública se centra especialmente en proyectos de ingeniería civil frente a la edificación.

En este sentido, desde octubre pasado al mes de enero de 2015, las administraciones han sacado a concurso en Canarias obras de ingeniería por valor de 100,2 millones de euros, frente a los 52 millones licitados entre octubre de 2013 y enero de 2014. Mientras, para el subsector de la edificación pública sólo se convocaron obras por valor de 26,9 millones de octubre a enero pasado frente a los escasos 18,2 millones del mismo periodo anterior.

Las estadísticas del Istac reflejan mayor inversión a favor de los entes territoriales canarios, al sacar a concurso en el periodo comentado obras por valor de 76,5 millones de euros, de los que son responsables sobre todo los cabildos, frente a los 50,6 millones licitados en las Islas por el Estado y la Seguridad Social.

Según palabras de María de la Salud Gil, “Canarias no cuenta con la fuerza de la obra civil asociada a las líneas de alta velocidad, que han sido determinantes en el crecimiento de la licitación en el ámbito continental, no esperamos grandes sorpresas en el esfuerzo inversor, salvo excepciones como los cabildos”, que acapararon, junto con el Gobierno central, el 75% de las obras en concurso de todo 2014.

La patronal pide relativizar los datos de licitación dado que lo que muestra es una intención de invertir pero no significa que lo haga en el año o más. La inversión real de las administraciones, alcanzó en 2014 en Canarias a 405 obras, frente a 317 del año 2013, pero por un importe de 133 millones de euros, un millón menos que el ejercicio anterior.