La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife colabora con la UE para detectar las dificultades que existen en el comercio electrónico en regiones ultraperiféricas como Canarias.

Los grandes hándicaps vienen dados por las dificultades aduaneras a las que se enfrentan las empresas para exportar sus productos al resto de la UE así como en los problemas de los consumidores para adquirir productos del resto de países comunitarios.

En Canarias es obligatorio rellenar un Documento Único Administrativo (DUA) cuando un producto entra o se vende fuera, que puede costar tanto como el artículo adquirido.

Últimamente, la Agencia Estatal de Administración Tributaria y la Agencia Tributaria Canaria han avanzado ofreciendo a los particulares un procedimiento simplificado on line o la desaparición del DUA de expedición en los intercambios entre la Península y Canarias para operaciones de menos de 3.000 euros y envíos sin traspaso de propiedad.

Sin embargo, desde la Cámara, se cree que aún queda mucho camino por recorrer.