Las mercancías importadas a Canarias de productos de la península han aumentado un 10% entre el año 2000 y 2017, pasando de un 64% al 74% del total.

Ese aumento proviene del descenso de lo importado de terceros países de fuera de la UE, cuyo peso ha decrecido del 21% en 2000 al 10% del ejercicio anterior. Los productos procedentes de la Comunidad europea ganan un 1%, desde el 15 al 16% del total.