Canarias es una de las nueve Comunidades Autónomas que exigen doble licencia para la instalación de grandes superficies comerciales, al margen de la municipal.

Según un informe del Ministerio de Economía y Competitividad publicado por ‘Expansión’, en estas Comunidades, una gran superficie de al menos 2.500 metros cuadrados que quiera iniciar su actividad, debe esperar por un informe del Gobierno autonómico en el que se evalúe el impacto medioambiental y patrimonial.

La Consejería de Economía explica que el Ejecutivo cumple la normativa nacional y europea, y la exigencia de tanta documentación obedece a que el Archipiélago es la segunda región con más espacios naturales protegidos, un 47,8%.

Es por eso que la concesión de licencias no se otorga sin haber estudiado que las instalaciones no dañen el medio ambiente, el entorno urbano y el patrimonio histórico-artístico de las islas.

El Ejecutivo aclara, no obstante, que se trabaja para dinamizar la actividad económica y simplificar la gestión administrativa a través de la Dirección General de Comercio y Consumo.