Las compañías españolas con más de 10 millones de euros de facturación, unas 9.000 en total, tienen de plazo hasta este jueves, 20 de octubre, para realizar el primer pago fraccionado con el nuevo Impuesto sobre Sociedades, debiendo desembolsar unos 5.800 millones de euros más.

El pasado 30 de septiembre entraron en vigor los cambios del Impuesto sobre Sociedades que supondrán unos ingresos adicionales para este año de unos 8.300 millones de euros, a repartir entre los dos pagos fraccionados que aún tienen que hacer las empresas.

Las compañías con una facturación anual de más de 10 millones tendrán que pagar un tipo mínimo del 23% de su resultado contable.

Este aumento se aplicará, según el Gobierno, al menos hasta el año 2018, que es cuando espera que el déficit público se sitúe por debajo del 3% según lo acordado con Bruselas.

El Ejecutivo se ha visto obligado a adoptar esta medida ante el desplome de los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades. Estos ingresos han caído un 31,8% hasta agosto respecto al mismo periodo de 2015.