Un año después del brexit, la economía británica se mantiene, pero las relaciones comerciales con Canarias se han resentido.

En el año 2016 el Archipiélago envió mercancías a Reino Unido por 51,87 millones de euros, un 27,34% menos que un año antes. Esto contrasta con el aumento del número de visitantes británicos, que creció un 17% el pasado año, al pasar de 4,18 millones a 4,89 millones.

Diferentes análisis coinciden en que la economía del Reino Unido no solo no se ha resentido con la salida de la UE, sino que incluso ha crecido y durante este año 2017 no se espera que decaiga.

Lo que sí se ha notado ha sido la depreciación significativa de la libra, en torno al 10% frente al dólar y al euro. Este elemento ha incidido en el comercio exterior. Las exportaciones del Archipiélago a Reino Unido en 2016, además de caer más de un 27% respecto al ejercicio anterior, representan el valor más bajo desde 1995, con 51,87 millones de euros.

En lo que va de año, las compras de Reino Unido alcanzaron un valor de 22,79 millones, 28 millones menos (-33,11%) que un año antes.

Por contra, las importaciones, que registraron su dato más bajo en 2015, crecieron un 5,07% durante el siguiente año.