Una sentencia del Tribunal Supremo exime a las empresas de llevar un registro de la jornada diaria de su plantilla, aunque sí las obliga a registrar las horas extras realizadas.

El alto tribunal estima así un recurso de Bankia contra la sentencia de la Audiencia Nacional del 4 de noviembre de 2014, que condenaba a la entidad financiera a establecer un sistema de registro de la jornada que hacía su plantilla.

Tras conocer la sentencia, el sindicato UGT ha exigido la modificación urgente del artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores en materia de jornada laboral para que los empleados tengan “justificación real de la jornada y de las horas extras que realizan en sus empresas”.

El sindicato considera que la reforma laboral ha facilitado el aumento de las horas de más que no se declaran.