El retraso medio en los pagos de las empresas españolas se situó en 14,10 días en el primer trimestre del año, bajando por primera vez de los 15 días. Canarias no cumple esta media y se sitúa como la comunidad donde más retraso se produce con una medida de 19,34 días.

La cifra en las Islas ha descendido tres días respecto al año pasado. En el primer trimestre de 2015 las empresas isleñas tardaban una media de 22,54 días en pagar.

En España los plazos de pago también se redujeron en 4,12 días frente al trimestre anterior y 2,81 desde hace un año, para quedar en 91,96 días, la menor cifra desde el segundo trimestre de 2014.

La administración tarda más en hacer efectivas sus facturas, incrementando en 0,95 días su periodo de pago respecto al año pasado, alcanzando los 93,47 días.

Las empresas privadas utilizan 91,99 para completar sus pagos.

Por sectores, el de la administración es el que presenta un peor comportamiento, con 23,49 días de demora, seguida de la hostelería y la Sanidad, con un total de 20,56 días y 18,44 días, respectivamente.

Ninguna región supera los 20 días de demora. Canarias es la comunidad con mayor demora, mientras que la que menos se retrasa es Navarra, utilizando 9,13 días.