Las empresas canarias pagaron durante 2017 un total de 91 millones de euros en horas extraordinarias a sus trabajadores. La empresa de recursos humanos Randstad calcula que con esa cantidad se podría contratar a 3.500 profesionales con el salario medio durante un año.

Esos 91 millones son un 4,6% menos de lo invertido el año anterior, cuando se gastaron 95,7 millones.

Durante el pasado ejercicio los canarios realizaron un total de 4,5 millones de horas extra remuneradas. En los últimos cinco años, las horas extra han supuesto casi 447 millones de coste a las empresas de las islas.

No obstante, el Archipiélago es la tercera región donde menos cuestan las horas extra, cuyo precio medio se sitúa en los 20,21 euros, únicamente por detrás de Extremadura (18,63) y Madrid (17,78).

En España, las horas extra cuestan 3.113,4 millones de euros a las empresas, un 9,4% más que en 2016 y la cifra más elevada desde 2008. Esa cuantía permitiría contratar a 101.850 trabajadores durante un año.

El director de Relaciones Institucionales de Randstad apunta que las horas extraordinarias «son una herramienta para adecuar los niveles de producción a un incremento puntual del volumen de trabajo, pero su utilización excesiva provoca un descenso en la productividad y bienestar de los empleados».

Estima que un mecanismo más eficiente para adaptarse a estos incrementos de producción estacionales son los contratos temporales o las jornadas parciales, que permitirían ampliar las plantillas y mejorar sus resultados sin perder productividad, manteniendo unas condiciones laborales óptimas para sus trabajadores.