La Consejería de Hacienda no descarta una posible rebaja del IGIC en los presupuestos de 2018 como parte de la reforma del sistema fiscal que pretende poner en marcha. La reducción tendrá que ser consensuada con cabildos y ayuntamientos. Una bajada del 7% al 5% podría disminuir sus ingresos en 400 millones.

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, indicó que este año se iniciará una reforma del sistema fiscal para simplificarlo y adaptarlo a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades. Está descartado incrementar o crear nuevos tributos.

En cuanto a la posible bajada de tipos del IGIC, Dávila señaló que esta reducción será objeto de debate, debiendo estar de acuerdo las corporaciones locales, ya que casi el 60% de sus presupuestos dependen del denominado Bloque de Financiación Canario, en el que se integra este impuesto indirecto.

La Consejería estudiará la medida con un experto en materia de tributos, a propuesta de la Fecai y la Fecam, que participe en la negociación. Según las previsiones de la Consejería, será en 2018 cuando se afronte la reforma del sistema fiscal.