Las mutuas de accidentes de trabajo calculan que en 2016 se produjeron en Canarias 196.006 procesos de incapacidad temporal por contingencias comunes, un 14,3% más respecto a 2015.

En 2016, se estima que se han producido 4.579.773 procesos de incapacidad temporal por contingencias comunes (ITCC), un 16,4% más que en 2015, cuando la población protegida media sólo había crecido un 3,19%, hasta los 16.146.654 trabajadores.

En Canarias, las previsiones apuntan a que el pasado año se registraron 196.004 bajas temporales, frente a las 171.492 constatadas en 2015. La tasa de absentismo laboral se queda 2,1 puntos por debajo de la media nacional.

En 2016, el gasto en prestaciones económicas por ITCC, a cargo de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social y de las entidades gestoras de la Seguridad Social, ascenderá a 5.773 millones de euros, un 12,42% más respecto a 2015. En las Islas serán 257 millones de euros, un 18,4% más respecto a los 217 millones calculados en 2015.

El coste total del absentismo por ITCC en 2016 está previsto que se eleve a más de 75.874 millones, un 23,62% más respecto al ejercicio 2015.

La asociación explica la reducción de los indicadores de ITCC durante la crisis por el miedo de los trabajadores a perder el trabajo.