Las bajas por incapacidad temporal de los trabajadores canarios han bajado un 40% en los últimos diez años, cuando comenzó la crisis económica, si bien a partir de 2014 comenzaron a subir de nuevo.

Un estudio del Instituto Canario de Seguridad Laboral (ICASEL) señala que las incapacidades temporales de los trabajadores por cuenta ajena en Canarias está 5,4 puntos por debajo de la media nacional, y en los trabajadores por cuenta propia, 2,7 puntos menos.