Las compañías aéreas que operan entre Canarias y la Península esperan un importante incremento de la demanda si se consuma el aumento de la bonificación a residentes al 75%. Consideran que, de aprobarse, habrá una bajada de las tarifas al menos en las conexiones más utilizadas.

Directivos de las aerolíneas se reunieron ayer con el presidente canario, Fernando Clavijo, para analizar las posibles consecuencias de la inclusión en los PGE del incremento al 75% de la subvención del transporte aéreo y marítimo para los residentes. Creen que acabará afectando a todos los precios, por lo que también se beneficiarán de la medida los viajeros peninsulares que vuelan a las Islas.

En estos momentos, ya hay previsto un aumento del 12,5% de plazas a distintos destinos peninsulares.

Por su parte, ayer el Senado dio un paso más de apoyo al aumento de la bonificación, con la unanimidad de todos los grupos a favor de su inclusión en las cuentas de este año.