Las empresas extranjeras en la ZEC aumentaron un 43,4% en cuatro años, pasando de 136 en 2012 a 195 en 2015. De esta forma, el 41,4% de las compañías asentadas en la ZEC pertenecen a capital foráneo.

A final de 2015, el número de empresas en esta zona de baja tributación ascendió a 471, 67 más que en 2012, de las que 79 son nacionales, 163 locales, 34 de capital mixto y el resto internacionales.

El tipo impositivo reducido del 4% en el Impuesto sobre Sociedades es un incentivo fundamental, sumado a las modificaciones introducidas en el Régimen Económico y Fiscal el pasado 1 de enero de 2015.

La medida amplió el ámbito geográfico de la ZEC a todo el Archipiélago, aumentó los límites de base imponible vinculados a la creación de empleo e incorporó nuevas actividades.

Todas estas ventajas han permitido que la inversión de las empresas se haya duplicado, pasando de 200 millones de euros a 400.

La llegada de nuevas empresas a Canarias también ha impulsado el empleo. Entre 2012 y 2015 se generaron 1.746 empleos.

Miguel Ferre, secretario de Estado de Hacienda, considera que Canarias está «a la vanguardia” de las ventajas fiscales, ofreciendo importantes beneficios frente al 25% de impuesto sobre sociedades que se aplica en el resto de España o el 30% en algunos países de Europa.

La presidenta de la ZEC, Beatriz Barrera, aclaró que las empresas llegan motivadas, además de por la concepción del Archipiélago como plataforma internacional de negocios, por la seguridad jurídica y económica, una buena localización geográfica y un atractivo incentivo fiscal.

La ZEC redujo en un 92% el saldo negativo con que contaban las cuentas del Consorcio en 2011, pasando de tener unas pérdidas de 167.000 euros, a un saldo positivo de 42.000 euros.